Rev. Ignacio Hinestroza

A los seres humanos, tan acostumbrados al mal, les es tan difícil entender que Dios haya pagado un
alto precio por ellos. Pero así lo dice la Biblia en el texto más leído “Porque de tal manera amó Dios
al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas
tenga vida eterna.” S. Juan 3:16

Jesucristo el Verbo Eterno, El Dios-Hijo encarnado, incursiona en el ámbito terrenal para rescatar de
las tinieblas a una criatura destituida de la presencia del Todopoderoso y libertarla de la esclavitud
del pecado. Pero para lograr este propósito El Señor tendría que ofrendar su propia vida, y derramar
hasta la última gota de su sangre. Esta era la única forma de salvar a la humanidad entera del
infierno de condenación.

En otras palabras, lo que se hacía con el cordero pascual en el AT, ahora se hace con un cordero
divinamente escogido. Este Cordero Santo, Eterno, sin mancha, sin pecado y sin contaminación,
solo así podría pagar el alto precio por toda la raza humana.

Los evangelios registran detalles de ese proceso de crucifixión de nuestro Salvador “Y algunos
comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los
alguaciles le daban de bofetadas.” S. Marcos 14:65
El registro sagrado sigue diciendo: “   Y le vistieron de púrpura, y poniéndole una corona tejida de
espinas, comenzaron luego a saludarle !Salve, Rey de los judíos! Y le golpeaban en la cabeza con
una caña, y le escupían, y puestos de rodillas le hacían reverencias. Después de haberle
escarnecido, le desnudaron la púrpura, y le pusieron sus propios vestidos, y le sacaron para
crucificarle.” S. Marcos 15:17-20. Aquí se mezclan el dolor, la tristeza, el sufrimiento, la burla, el
abandono, la agonía.

La cruz representa todo el mensaje de salvación, por esa muerte sacrificial, es que somos salvos,
somos libres de toda maldición del pecado, hemos sido reconciliados con Dios y tenemos vida
eterna.

Sin lugar a dudas CRISTO se dio todo por nosotros. Un precio extremadamente alto….que bueno
entenderlo con el corazón.